Elegimos el nombre ASKATASUNAREN BIDEA por ser el de la libertad un valor fundamental para el pueblo vasco, que compartimos plenamente. Valor fundado en el respeto, la solidaridad, el diálogo y el compromiso surgido del amor hacia el pueblo del que nos reconocemos parte.

San Miguel, provincia de Buenos Aires, República Argentina.

Para comunicarte con Askatasunaren Bidea podés escribirnos a askatasunarenbidea@gmail.com

PARA ACCEDER A LAS NOTAS ANTERIORES , bastará con clickear en "entradas antiguas", seleccionar un mes, y a partir de allí la nota que se desea leer.

martes, 1 de octubre de 2013

ESCUDO Y BANDERA DE NAVARRA

Consideraciones heráldicas

Del estudio de los tratados europeos de heráldica se desprenden las siguientes consideraciones, comunes a todos ellos:
Esta ciencia ("Ciencia Heroyca" según el heraldista José de Avilés e Iturbide en 1725) nace en Normandía en la segunda mitad del siglo XII.
En un principio, los escudos eran de madera recubierta de cuero y estaban reforzados por piezas metálicas radiales de formas variadas que partían del centro desde un apoyo llamado umbo.
Estos son los llamados escudos blocados. En el interesantísimo Tapiz de Bayeux se puede ver una gran cantidad de ellos.
Posteriormente, al decorar la parte externa de los mismos con las particiones, piezas y figuras propios de la heráldica, nacen los escudos armoriados.
También, en algunas ocasiones, al pintar con vivos colores los refuerzos metálicos, éstos se convierten en las armas de un linaje o de un reino.
Con toda probabilidad, en uno de estos casos está el origen de las armas del Reino de Nabarra.

El escudo de Nabarra

Descripción del escudo:
“De gules (rojo), carbunclo cerrado pomelado de oro, un losange (rombo) de sinople (verde) en abismo”.
En el armorial llamado Urfé, creado entre 1360 y 1370, se blasona las armas de Nabarra de la siguiente manera: “de gueles à l'escarboucle d'or pommelée alumée de sinoble en la moyenne en guise d'esmeraude”[de gules (rojo) un carbunclo de oro pomelado iluminado de sínople (verde) en el medio a modo de esmeralda]





El escudo a partir de 1512
Tras la conquista castellana de la Alta Nabarra, los reyes de Nabarra siguieron reinando en sus territorios al norte de los Pirineos. La representación del escudo de Nabarra dentro del escudo de los Austrias responde a una conquista, ya que fuera del territorio nabarro apenas se encuentran escudos imperiales con las armas de Nabarra. En cambio, desde la subida al trono de Francia del rey Enrique III de Nabarra (IV de Francia), las armas de Francia van unidas a las de Nabarra hasta la revolución de 1789.

Siglos XIX y XX
La llegada al trono de José I Bonaparte supuso la inclusión del escudo de Nabarra en el de España de manera fugaz durante su reinado (1808-1813).
En 1868, el Gobierno Provisional español volvió a incluir el escudo de Nabarra, dentro del escudo de España. 
En 1910 la Diputación Foral y Provincial propuso un escudo para la confección de una bandera que sería izada en el aniversario de la batalla de las Navas de Tolosa. Para ello fueron consultados distinguidos miembros de la comisión de monumentos como Campión, Oloriz y Altadill.
Pocas semanas después de proclamarse la segunda república española (1931-1939), la diputación acordó sustituir la corona cerrada por una corona mural.
En marzo de 1937, la Diputación, en manos de los sublevados franquistas, restableció la corona cerrada y en noviembre del mismo año el general Francisco Franco concedió a Nabarra la Cruz Laureada de San Fernando “como recuerdo a las gestas heroicas de Navarra en el movimiento nacional”.
En 1981 se dejó de utilizar el escudo con la laureada y fue en 1985 cuando el gobierno de la Alta Nabarra  actualizó el diseño oficial del escudo siguiendo con la representación de las cadenas y su leyenda.

Desarrollo gráfico del escudo paso a paso:

Boca: La boca o perímetro es en forma de U, como corresponde a todos los escudos del Libro de Armería del Reino de Nabarra. Es un tipo de blasón de gran antigüedad y que se ha utilizado en muchas armerías europeas.
Campo: Se llama así a la parte interior del escudo sobre la que se dibujan la figuras que lo componen. En este caso se indica que es de gules (rojo).
Carbunclo: También llamado escarbunclo. Es una piedra preciosa, con propiedades extraordinarias, que puede brillar en la oscuridad. Está colocado en el abismo, corazón o centro del escudo. En el citado libro se observa claramente, que se trata de un losange (rombo) de sinople (verde).
Carbunclo abierto: Los ocho rayos de oro, que salen del centro, en forma de cruz y sotuer (aspa) no llegan a tocar los bordes del escudo.
Carbunclo cerrado: Los extremos de los ocho rayos que salen del centro quedan unidos por unos trazos, en forma de orla, que los unen y siguen la forma del escudo.
Carbunclo pomelado: También pometeado o pometado. Los puntos de intersección de todos estos trazos, quedan cargados por las pomas que los unen. También, cada rayo, en su parte interior, lleva otras dos piezas, menos los que llegan hasta los cantones diestro y siniestro del jefe (parte alta del escudo) que llevan tres.




La bandera de Nabarra

Esta bandera es el mismo vexilo oficial que se utiliza desde el año 1910. Fue realizado por los patriotas nabarros señores Campión, Oloriz y Altadill pero, en este caso, en lugar de utilizar el escudo tardío de las cadenas y los eslabones, se aplica, en el paño, el originario e histórico escarbunclo cerrado pomelado de las armas de Nabarra cuando era un reino independiente. Sus proporciones (2 X 3) son las mismas que las utilizadas en gran parte de las banderas existentes en el mundo, aunque no en todos los casos.


Puntualizaciones prácticas
El escudo de Nabarra se puede representar tanto sin corona como con corona real nabarra. Cualquier blasón puede ir timbrado, es decir, coronado, o no. Esta peculiaridad no es obligatoria. Respecto a las dimensiones del escudo en la bandera, es mejor tener el mayor espacio posible para que las armas de Nabarra sean de las dimensiones adecuadas para que se vean a largas distancias. En la práctica, por la acción del viento, puede existir la posibilidad de que el escudo quede semioculto por la formación de pliegues. También, sucede el mismo caso cuando el vexilo está izado en el asta correspondiente. Considerando todo lo anterior, el escudo será de gran tamaño ya que, de esta forma, siempre queda la posibilidad de que, entre los dobleces del paño, se vean ciertas partes del escudo de Nabarra, que permitan su fácil identificación.

* En este artículo se ha utilizado la grafía "Nabarra", tal como aparece en algunos de los documentos y libros del Reino de Navarra.

Bibliografía:
MARTINEZ DE AGUIRRE, Javier y MENENDEZ PIDAL, Faustino. Emblemas Heráldicos en el Arte Medieval Navarro. 1996.
MENENDEZ PIDAL, Faustino y MARTINENA RUIZ, Juan José. Libro de Armería del Reino de Navarra. 2001.
NEUBECKER, Ottfried. Heraldry sources, simbols and meaning. 1976.

OIHENART Arnaud. Notitia Utriusque Vasconiae. 1656
PASTOUREAU, Michel. L´Art héraldique au Moyen Âge. 2009.
SMITH, Whitney. Flags through the ages and across the world. 1975.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada