Elegimos el nombre ASKATASUNAREN BIDEA por ser el de la libertad un valor fundamental para el pueblo vasco, que compartimos plenamente. Valor fundado en el respeto, la solidaridad, el diálogo y el compromiso surgido del amor hacia el pueblo del que nos reconocemos parte.

San Miguel, provincia de Buenos Aires, República Argentina.

Para comunicarte con Askatasunaren Bidea podés escribirnos a askatasunarenbidea@gmail.com

PARA ACCEDER A LAS NOTAS ANTERIORES , bastará con clickear en "entradas antiguas", seleccionar un mes, y a partir de allí la nota que se desea leer.

lunes, 31 de octubre de 2016

PAISAJES NATURALES

LAS BARDENAS REALES - NAFARROAKO ERREGE BARDEAK 

Imagen de las Bardenas Reales.
Fotografía ; 
http://www.navartur.es/

Mapa de la zona de las Bardenas Reales.
Fotografía : http://www.bardenasreales.es
Extensión y territorios que abarca

Es un paraje natural semidesértico de 41 845 ha. El mismo se extiende en la zona sureste del territorio histórico de Nafarroa y tres localidades de Aragón.

Se encuentra más precisamente en la  zona media de la depresión del valle del Ebro. De norte a sur tiene 45 km y de este a oeste 24 km.   

Limita con dieciséis municipios: trece de ellos navarros y tres,  aragoneses. Los navarros son Valtierra, Arguedas, Carcastillo, Santacara, Mélida, Rada, Caparroso, Villafranca, Cadreita, Tudela, Cabanillas, Fustiñana y Buñuel. Los aragoneses son los de Tauste, Ejea de los Caballeros y Sádaba.

En el interior de las Bardenas Reales se encuentra el denominado vedado de Eguarás, que pertenece al término municipal de Valtierra, aunque geográficamente sea parte integrante de las Bardenas.

Suelo

Su suelo está compuesto por yesos, areniscas y arcillas, los cuales fueron erosionados tanto por el agua como por el viento, dando lugar así a la formación de diversas formas entre las que se destacan los barrancos, las mesetas de estructura tabular y los cerros solitarios, a los que se denomina cabezos.

Dada su aridez, las Bardenas cuentan con una vegetación muy escasa y varias corrientes de agua que tienen un caudal irregular y que gran parte del año permanecen secos.

Alturas

La altitud máxima de las formaciones llega a 659 metros sobre el nivel del mar, siendo la altura mínima de 280 metros sobre el nivel del mar.

Las Bardenas administración

Son una antigua posesión real, y si bien no forman parte de ningún municipio, conforman si la Comunidad de Bardenas Reales, una entidad de derecho público que está a cargo del aprovechamiento del paraje. 

En noviembre del 2000 el conjunto fue declarado reserva de la Biosfera.

Características de las distintas zonas que abarca

Se halla en un punto equidistante entre la cordillera Pirenaica y la cordillera Ibérica.

Las Bardenas están divididas en varias zonas diferenciadas. Entre ellas se destacan dos:  la Bardena Blanca y la Bardena Negra, aunque hay también otras zonas menores.


  • El Castildetierra: es la zona central del territorio y la más desértica. Su relieve se caracteriza por extensas zonas llanas, profundos barrancos por cuyo fondo corren los ríos estacionales, y los rellenos de fondo de valle en los que sobresalen los cabezos. Esta Bardena debe su nombre a la presencia de sales blanquecinas que se extienden por su superficie debido a la abundancia de yesos y arcillas en su suelo.

  • La Bardena Blanca: se divide a su vez en dos, la Blanca Baja y la Blanca Alta. La primera es la más deprimida y la segunda se extiende desde Pisquerra y Eguarás hacia Carcastillo.

  • La Bardena Negra: se encuentra en la parte oriental-meridional del territorio, más precisamente en el límite con Aragón. Empieza en la línea que va desde la Nasa hasta Barajas del Rey y está conformada por mesetas de diferente altitud y cortadas por ríos que corren en el fondo de los barrancos, esta parte de las Bardenas está cubierta de vegetación.

El Plano: es una pequeña meseta de unos 100 metros de altura sobre los terrenos que la rodean, en donde se cultiva cereales. Las laderas de esta meseta están cubiertas con coscojares, romerales y ontinares.

Hay otras zonas menos extensas que también conforman las Bardenas y tienen características especiales desde lo natural y desde lo histórico. Son ellas :

Landazuria: se extiende a los pies del cerro de la Virgen de Nuestra Señora del Yugo al oeste de la Bardena Blanca. Es una zona de contraste entre los cultivos de regadío y secano.


  • El Rincón del Bú:  es una pequeña zona de 460 ha situada en la parte sur de la Bardena Blanca. Posee una muy singular orografía en donde la erosión ha tenido gran influencia. La vegetación está compuesta por hierbas y sabinar y abundan las aves rapaces como el águila real, alimoche, alcaraván, ortega, ganga o alondra de Dupont. Destaca por la cría del búho real. Esta zona fue declarada reserva natural en 1986.



  • El paraje de Las Caídas de la Negra: ocupa una extensión de 1925 ha y se ubica en la Bardena Negra. En ella abundan águilas, buitres, búhos, avutardas, zorros, gatos monteses, jinetas, anfibios y reptiles. La vegetación está compuesta por matorrales, sisallares, saladares y espartales. Tiene un desnivel de 270 m. Esta zona fue declarada reserva natural también en 1986.



  • El Vedado de Eguarás o de Peñaflor: es una extensión de 1200 ha que no pertenece administrativamente a las Bardenas, sino que forma parte del término municipal de Valtierra, aunque no es contiguo al mismo. Se sitúa debajo de la meseta de La Estraza y está protegido por unas pequeñas elevaciones que lo separan del resto de las Bardenas. En su interior abunda la vegetación constituyendo un oasis dentro de la zona desértica. 


En el interior de esta área, se encuentran los restos del castillo de Peñaflor, al que también se llama Blanca de Navarra, por la leyenda que cuenta que Blanca I de Navarra fue encerrada por su padre en la torre de esta fortaleza cuando se rechazó casarse con el príncipe de Aragón,  Matías el joven. 

Denominación y etimología de nombre

El nombre oficial de este espacio es el de Bardenas Reales, sin embargo, la denominación más común es la del simple Bardenas. La denominación de Bardena es la forma en que figura  en los documentos oficiales desde la Edad Media, siendo la más utilizada por los habitantes de las poblaciones cercanas y también la utilizada por la propia Comunidad de Bardenas Reales.

En relación al origen del nombre, la hipótesis más aceptada es la que expuso Olóriz: «Parece corrupción de las voces éuscaras Abar-dena, 'todo ramaje'», lo que se corresponde con el tipo de vegetación de la zona.

Climatología

El clima de las Bardenas es el clima desértico frío,  con muy escasas precipitaciones que se dan especialmente en otoño. Las mismas son irregulares y torrenciales.

Los inviernos son moderadamente fríos y los veranos son muy cálidos.

Las precipitaciones varían según la orografía y van entre  los 100 y 400 mm de promedio anual.

La humedad relativa suele estar al rededor de los  55 %. Es diciembre es el mes con la humedad más alta (  75 %); ; mientras que en julio, la humedad relativa es de 40 %.

El viento característico es el cierzo. El mismo sopla de noroeste y nor-noroeste,  con velocidades que se encuentran entre 20 y 30 km/h. Es frío y seco. Hay otro viento que lleva el sentido contrario al que se denomina bochorno.

Orografía

De acuerdo a lo que explican los investigadores: el suelo de las Bardenas está conformado por materiales del terciario continental y del cuaternario y relacionado con las tensiones asociadas a la formación de los Pirineos y de la cordillera Ibérica. Esto es lo que llevó al hundimiento de la cuenca sedimentaria del Ebro que se encontró cerrada por la Cordillera Costera Catalana, creando un mar interior que recibía sedimentos procedentes de la erosión desde finales del Eoceno. Estos materiales se distribuyen haciendo que los pesados, las gravas y areniscas se ubiquen en la parte superior mientras que las areniscas finas, las arcillas, los yesos y las calizas, ocupen las partes bajas  y de poca pendiente, lo que es característico de una organización de depósitos de aluvión.

La alternancia entre materiales blandos, magnas y arcillas, con otros más duros, arenisca y calizas, son los que facilitan la erosión de forma tabular, es decir :  la parte superior (capa de material duro), no se erosiona mientras que la inferior lo hace de forma más notoria y rápida, lo que hace que los bordes se vayan desgastando hasta que se produce la caída de  la parte superior.

Estos materiales, han venido siendo modelados por los agentes atmosféricos, como el viento y la lluvia, dando lugar a una orografía característica que, a su vez, ha dado lugar a los cerros o cabezos y a las mesetas de tabloides como la del Rallón.

La acción del agua crea el llamado efecto de “piel de elefante” o “bad lands” y es que cava los barrancos, oquedades y cavernamientos.

El viento es el otro agente que ha erosionado y dado características particulares a paisaje.
Los suelos formados por materiales margosos, pedregosos, calizos y areniscosos, permiten el desarrollo de la agricultura.

El clima árido,  con alta tasa de evaporación que existe, y los substratos geológicos facilitan la formación de salinas.

Hidrografía   

Los cursos de agua son por demás irregulares e intermitentes y las propias características del terreno hacen que los arroyos hayan excavado profundos barrancos por los lugares donde circulan.

Las precipitaciones, como vimos, son escasas y torrenciales  y la inexistencia de acuíferos que puedan regular el caudal, hacen que las corrientes de agua sólo la llevan cuando llueve y vayan  hundiéndose en el terreno formando una red laberíntica que corta las llanuras. En los barrancos de mayores dimensiones se forman balsas que perduran durante todo el año.
La aridez de la zona ha hecho necesario construir  varios embalses y balsas. El principal es el de la fuente del Ferial que se llena con aguas procedentes del embalse de Yesa. El otro embalse relevante es el de Cortinas. Las balsas más importantes son las de de Zapata y la de Cruceta, que también se llenan de agua de acequia.

Erosión

El paisaje de las Bardenas está marcado por la erosión. La propia naturaleza del terreno, compuesto por materiales blandos, como arcillas y yesos, las precipitaciones torrenciales y el cierzo, que sopla en dirección noroeste-nornoroeste a velocidades que alcanzan velocidades de  entre 20 y 30 km/h, la intervención humana con una presión muy grande sobre el terreno y la vegetación con una muy importante disminución de la cubierta vegetal, constituyen  las causas principales de la erosión.

Dependiendo de la incidencia de la erosión se pueden distinguir tres tipos de paisajes:


  • En el Plano la erosión es escasa.

  • En la Bardena Negra (donde se halla la zona de mayor cobertura vegetal): la erosión es moderada, en surcos que corren paralelos y es de carácter laminar.

  • En la Bardena Blanca: la erosión es importante.

En las solanas hay pendientes más fuertes y erosionadas donde se originan cárcavas que forman bad-lands y escapes mientras que en las umbrías hay una mayor vegetación que hace que la erosión sea menor. Los materiales erosionados se van depositando a los pies de los cabezos formando, entre estos y el fondo de valle, laderas de acumulación de suave pendiente, que también sufren una erosión laminar suave.

Vegetación

La situación de las Bardenas ha propiciado la actuación del hombre sobre el territorio en un intento de aprovecharlo. La agricultura se ha desarrollado así en todos los sitios donde tenía posibilidades, por lo que son pocas las zonas donde la vegetación autóctona se mantiene, laderas y zonas difíciles de cultivar. La mayor parte de la masa forestal está representada por coscojares y pinares.

La situación, en la gran unidad geomorfológica del Valle del Ebro, le brinda  un clima mediterráneo y una gran aridez que hace que la flora se vea condicionada.

La intervención humana y la climatología, son por lo tanto las que han proporcionado la actual vegetación del territorio bardanero. Esa  cubierta está formada por una vegetación natural, los pastos, los matorrales y algunos de los bosques, y por una de origen antrópico, los cultivos y las repoblaciones.

En rigor de verdad cada zona tiene diferente vegetación:


  • La Bardena Negra tiene bosquejos de coscojares, pinares y bastante cultivo cerealista.

  • La Blanca tiene grandes superficies desnudas, su vegetación es casi nula.

  • El conjunto del Plano con las caídas hacia el Vedado de Eguaras y la Bardena Alta está formada por los campos de cereales del Plano y los bosques de coscojares, romerales, pinos y ontinares en la laderas.

La variedad de las especies es amplia y está adaptada a las circunstancias. Muchas son temporales, aprovechando las lluvias otras tienen tallos carnosos que acumulan agua.

La vegetación existente, fuertemente condicionada por la intervención humana, es una mezcla de la natural y la procedente de esa intervención. La práctica totalidad de las tierras cultivables han sido utilizadas para ese fin y se han realizado algunas reforestaciones a las que hay que añadir la presión de la ganadería.

Fauna

Los diferentes ecosistemas que existen en las Bardenas poseen una rica fauna, sobre todo aves, que superan el centenar y entre las que se destacan las aves rapaces y esteparias.

Entre las rapaces se distinguen tres grupos : rapaces forestales, rapaces rupícolas y  rapaces esteparias. Entre estas últimas se encuentran la avutarda; sisón, alcaraván; alondra de Dupont; terrera marismeña; la alondra común; Collalba gris; Cogujada montesina, Curruca tomillera, Collalba rubia, terrera común, cogujada común, bisbita campestre y collalba negra. Hay que recordar también  la reserva de búho real que hay en el Rincón del Bú.

Hay también reptiles de por lo menos once especies, aunque podrían ser más. Entre ellos destacareos el quelonio, el galápago leproso, el lagarto ocelado, la lagartija ibérica, la lagartija colilarga, la lagartija cenicienta, el eslizón tridáctilo y el eslizón ibérico. Entre los ofidios destaca la culebra de escalera, culebra lisa meridional, culebra bastarda, culebra viperina y la víbora hocicuda.

Entre los anfibios se encuentran el tritón jaspeado, tritón palmeado, sapo común, sapo corredor, sapo de espuelas, sapillo moteado, sapillo pintojo común y rana verde.

Con respecto  los peces se encuentran: la anguila, la trucha, el barbo de Graells, el carpín, la madrilla, la tenca y la perca americana. Solo son autóctonas el barbo, la madrilla y la anguila. 

Hay doce especies de caracoles y dos de cangrejos: el rojo y el señal.

El vídeo que compartiremos nos ofrecerá imágenes que nos acercan al paisaje de las Bardenas Reales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada