Elegimos el nombre ASKATASUNAREN BIDEA por ser el de la libertad un valor fundamental para el pueblo vasco, que compartimos plenamente. Valor fundado en el respeto, la solidaridad, el diálogo y el compromiso surgido del amor hacia el pueblo del que nos reconocemos parte.

San Miguel, provincia de Buenos Aires, República Argentina.

Para comunicarte con Askatasunaren Bidea podés escribirnos a askatasunarenbidea@gmail.com

PARA ACCEDER A LAS NOTAS ANTERIORES , bastará con clickear en "entradas antiguas", seleccionar un mes, y a partir de allí la nota que se desea leer.

domingo, 21 de marzo de 2010

ABERRI EGUNA ~ EL DÍA DE LA PATRIA VASCA




Este es el afiche a través del cual se invitaba a la celebración del primer Aberri Eguna (Bilbo, Bizkaia, 1932)

La vista de esta fotografía nos permite acercarnos y constatar el ambiente de celebración que había el día en que se celebró el primer Aberri Eguna




En este caso vemos la piedra grabada, descubierta ese día, que expresa de manera clara quiénes somos los vascos y las vascas (Carta de Itxassu, Lapurdi, 1963).

Las tres imágenes que anteceden este párrafo, son una invitación a adentrarnos en una celebración de gran trascendencia para el pueblo vasco: el Aberri Eguna. Para conocer más sobre ella los invitamos a leer las siguientes líneas, que esperamos sean motivadoras y toda una invitación a celebrar el Aberri Eguna desde el lugar donde cada uno de nosotros nos encontramos.

El Aberri Eguna, en euskera el día de la patria vasca, es una celebración festiva y reivindicativa de la identidad nacional, cuya celebración se realiza todos los años el domingo de Pascua, tanto en Euskal Herria como en su diáspora. Este año será celebrado el domingo 4 de abril.

La primera celebración fue llevada a cabo en el año 1932. La elección de la fecha en que se celebra tiene por lo menos dos explicaciones.

La tradición del PNV indica que fue la conmemoración del 50 aniversario del día en que Sabino Arana, a quien se considera “padre del nacionalismo” descubrió su condición de vasco.
La historia que nos remite a esta convicción, nos remonta a una ocasión en que Luis Arana, hermano de Sabino Arana, efectuó un viaje en tren. Portaba en la ocasión una insignia fuerista. Un santanderino que viajaba con él le interpeló y le dijo algo que resultaría trascendental:

“Pues mira, eso es lo que no entiendo bien. Si los vizcaínos sois españoles y vuestra patria es España, no sé cómo queréis gozar de unos fueros que los demás españoles no tienen y eludir obligaciones que a todos los españoles deben comprender por igual ante la patria común. Gozando de los fueros no servís en el ejército español, ni contribuís con dinero al Tesoro de la patria. No sois buenos españoles...”

Esta reflexión llevó a Luis a cuestionarse si era español o sólo vizcaíno, llegando a la conclusión de que sólo era lo segundo y estando Sabino Arana convaleciente de tuberculosis, sostuvieron una conversación que llevó a este a la misma conclusión. Esta conversación habría tenido lugar el domingo de Pascua de 1882. Siguiendo con lo que cuenta la tradición ese domingo Sabino dijo: “¡bendito el día en que conocí a mi patria!...”.

Hay historiadores que sostienen en cambio que la relación con la Pascua tiene que ver con el fuerte simbolismo de la misma, con lo cual el Aberri Eguna sería la resurrección del sentido nacional vasco.

El primer Aberri Eguna se desarrolló en Bilbo en 1932 y congregó a 60.000 personas. Consistió en una manifestación que partió del "Sagrado Corazón" y finalizó en la casa natal de Sabino Arana, Sabin Etxea, rehabilitada en 1931 como sede del PNV en Bilbo, donde Luis Arana descubrió una placa conmemorativa del evento.

En 1933, la celebración se llevó a cabo en Donostia (Gipuzkoa) bajo el lema "Euzkadi-Europa". Intervinieron en el mismo José Antonio Aguirre y Telésforo de Monzón.

En 1934 se celebró en Gasteiz (Araba) contando con la presencia de Manuel de Irujo.

En 1935, se celebró en Iruñea (Nafarroa), aunque la oposición del gobierno llevó a tener que cambiar el nombre por el de "Euzko Eguna" (día vasco), así como también la fecha en que se celebró con diversos actos políticos y folklóricos.

El inicio de la guerra civil en julio de 1936 marcó el fin de la celebración unitaria con lo cual la fecha fue celebrada con actos menores en diferentes lugares.

Ya durante la dictadura franquista (1937-1975) toda celebración del Aberri Eguna fue proscripta en el estado español.

En 1963, el grupo abertzale (nacionalista) Enbata, convocó a la celebración del Aberri Eguna en Itxassu (Lapurdi). Durante el acto se dio lectura a la denominada “Carta de Itxassu”. En la ceremonia fue plantado un retoño del árbol de Gernika por el militante de Enbata, Ximun Haran y Julen Madariaga, presenciando el acto una serie de representantes de diversas minorías étnicas europeas. El manifiesto que proclama la voluntad nacionalista de reunificar la nación y de hacer ejercicio del derecho de autodeterminación, fue grabado en piedra e hincado en el lugar y dice:
"Este Aberri Eguna, 15 de abril de 1963, los vascos agrupados alrededor del retoño del árbol de Gernika plantado en Itxassu en la provincia de Lapurdi, declaran:
NOSOTROS VASCOS somos: un Pueblo por la Tierra, Raza, Lengua e Instituciones. Una Nación por nuestra Voluntad pasada y presente. Una Democracia por nuestra Naturaleza y nuestra Historia. Como Pueblo, Nación y Democracia afirmamos nuestro Derecho a la Unidad, a la libre Disposición individual y colectiva. Fuertes debido a estas realidades, conscientes de estos Derechos y del universalmente reconocido derecho de los pueblos a disponer de sí mismos. Proclamamos: nuestra determinación a hacer efectivas, por medio de la organización de la Nación y su reconocimiento y por medio del pleno ejercicio de la democracia, la continuidad de la Vida del Pueblo Vasco reunido."

Hoy, como hace 78 años su celebración continúa tanto en Euskal Herria como en la diáspora. En el caso de la Argentina, suele ser en la intimidad de una euskal etxea (casa vasca) o junto a retoños del árbol de Gernika en alguna plaza del país.
A esta forma de celebración tradicional se le sumará este año, la convocatoria a una celebración, que dará inicio el sábado 3 de abril y que se espera que reúna a vascos y vascas de las diásporas de la Argentina y Uruguay, frente al histórico Cabildo de la ciudad de Buenos Aires; el mismo donde nuestro pueblo dio inicio a un proceso histórico que nos permitió ejercer el derecho a la autodeterminación. El mismo que desde nuestro lugar en el mundo, reivindicamos para el pueblo vasco y todos los pueblos del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada