Elegimos el nombre ASKATASUNAREN BIDEA por ser el de la libertad un valor fundamental para el pueblo vasco, que compartimos plenamente. Valor fundado en el respeto, la solidaridad, el diálogo y el compromiso surgido del amor hacia el pueblo del que nos reconocemos parte.

San Miguel, provincia de Buenos Aires, República Argentina.

Para comunicarte con Askatasunaren Bidea podés escribirnos a askatasunarenbidea@gmail.com

PARA ACCEDER A LAS NOTAS ANTERIORES , bastará con clickear en "entradas antiguas", seleccionar un mes, y a partir de allí la nota que se desea leer.

lunes, 12 de abril de 2010

GERNIKA


LA GUERRA CIVIL
En el País Vasco peninsular (hegoalde), la guerra civil que duró apenas un año (1936-1937), trajo consecuencias sangrientas. En Navarra no hubo frente de guerra y, sin embargo, los militares y las bandas fascistas fusilaron a más de tres mil personas. Bizkaia y Gipuzkoa, por su parte, resultaron duramente golpeadas, ya que el ejército golpista probó en ellas las nuevas tácticas bélicas; la más notable, los bombardeos civiles, como el que ocasionó la destrucción de Gernika.
Anteriores a Gernika, también fueron víctimas de los bombardeos las ciudades de Eibar, Elgeta y Durango, siendo ésta la primera ciudad bombardeada con población civil indefensa el 31 de
marzo de 1937.
La guerra produjo la muerte de gente de la cultura (Aitzol, Lauaxeta, Martín Lekuona…), el exilio de muchas personas (López Mendizabal, Altube, Arteta, Riezu, Tellaetxe…) y el silencio forzoso de la mayoría. Posteriormente, la dictadura que dirigió Franco desmanteló todas las instituciones creadas, todas las acciones emprendidas y todos los proyectos planeados para normalizar el País Vasco peninsular. Todo tendría que volver a empezar de cero.

EL BOMBARDEO DE GERNIKA
Gernika fue bombardeada el 26 de abril por aviones experimentales alemanes de “La Legión Cóndor” e italianos, enviados por Franco. Cayeron cincuenta toneladas de bombas incendiarias durante tres horas. Ocurrió un lunes, día de mercado en Gernika, por lo que se sumaban tres mil personas a las seis mil que ya la habitaban. Las casas comenzaron a arder y la población que huía era ametrallada desde los aviones en vuelos rasantes. En cuanto al número de víctimas la historiografía franquista habla de un centenar, y el Gobierno Vasco menciona alrededor de 2.200 personas. La excusa fue la de destruir el puente de Rentería, o los talleres de armamento o las vías férreas, pero ninguno de éstos fue destruido, por lo tanto se piensa que el objetivo verdadero oculto sí fue cumplido: destrozar la población y desmoralizar la tropa hasta desplomar el frente en Bilbao que cayó el 19 de junio. Los franquistas orquestaron una campaña que perduró años basada en dos falsedades: negar la existencia del bombardeo y atribuir la destrucción de la villa a los propios vascos.













EL GERNIKA DE PICASSO
Una interpretación posible de la obra afirma que el bombardeo es relatado por cuatro mujeres: la que está envuelta en llamas, la que tiene en brazos al niño muerto, la que escapa y la que lleva la luz en el centro; puede verse la figura del guerrero muerto, con su espada rota y su caballo desbocado; la única figura que aparece bien plantada de pie es el toro que representa al pueblo de Gernika.


Nuestros amigos y colaboradores Koldo eta Maite, nos han enviado mucho del material aquí publicado. Lamentamos no poder poner todo por razones de espacio. Aquí están algunas de las imágenes y opiniones de ellos:
Joseba Elosegi, la guardia que custodió el Árbol una vez declarada la guerra, y un muy particular baserritarra.

Joseba Elosegi era el único oficial del Ejercito Vasco ( Eusko Gudarostea ) con mando de tropa que se hallaba en Gernika el 26 de Abril de 1937. El gudari que está fotografiando Gernika despues del bombardeo es él. En Septiembre de 1970, con motivo de la final del campeonato Manomanista de pelota que se desarrolló en el frontón Anoeta de Donostia, se prendió fuego a sí mismo y se arrojó ante Franco gritando "Gora Euskadi Askatuta". El acto está reflejado en la tercera fotografía. Escribió el libro "Quiero morir por algo".Siendo Senador por el P.N.V., sustrajo la ikurriña del batallón "Itxarkundia" que se hallaba en la sección de "Banderas arrebatadas al enemigo" del Museo del Ejercito de Madrid. En la escisión, se hizo militante de E.A.





FUENTES CONSULTADAS:
Vascos, Su lengua a través de la historia, Xamar.
Libro del euskera, de Teresa de Zavaleta.
Koldo y Maite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada