Elegimos el nombre ASKATASUNAREN BIDEA por ser el de la libertad un valor fundamental para el pueblo vasco, que compartimos plenamente. Valor fundado en el respeto, la solidaridad, el diálogo y el compromiso surgido del amor hacia el pueblo del que nos reconocemos parte.

San Miguel, provincia de Buenos Aires, República Argentina.

Para comunicarte con Askatasunaren Bidea podés escribirnos a askatasunarenbidea@gmail.com

PARA ACCEDER A LAS NOTAS ANTERIORES , bastará con clickear en "entradas antiguas", seleccionar un mes, y a partir de allí la nota que se desea leer.

sábado, 18 de diciembre de 2010

NUEVAMENTE LLEGA EL TIEMPO DE LA NAVIDAD ... ¡ Y CON ÉL, EL OLENTZERO !





Es el Olentzero un carbonero mitológico que trae los regalos en Navidad. Es representado como un hombre panzón, desarrapado, manchado de carbón, de buen comer y borrachín. Su singular característica es que vive aislado de la sociedad dedicado a hacer carbón vegetal en el bosque gustándole comer y beber bien y cada invierno baja de las montañas a los pueblos.

La primera referencia documentada aparece en los Fueros Navarros. Según el historiador Isasti de Lezo _quien vivió en el siglo XVII_, Onenzaro es el nombre recibido por la víspera de Nochebuena.

La hipótesis más extendida en relación con su origen es que el Olentzero es anterior a la cristianización de Navarra y que, como indica Claude Labat "el personaje del Olentzero debe ser ubicado dentro de las celebraciones del solsticio de invierno".

Hay constancia de la existencia en el territorio vasco de la conmemoración del solsticio de invierno y el renacimiento de la naturaleza y del sol que, en palabras de J.M. Satrústegui, "supone dejar el camino libre al año que llega".

Esta hipótesis esta relacionada con costumbres locales similares. En Álava, Navarra, La Rioja y la comarca burgalesa de La Bureba el día anterior de Nochevieja viene un hombre que tiene "tantos ojos" como días del año y el día de Nochevieja "tantas narices" como días del año. En Larraun denominan al Olentzaro "el hombre de los 366 ojos".

Desde la representación del "tiempo viejo" hasta la actual encarnación del bonachón carbonero que hace regalos a los niños se ha producido una evolución muy profunda, ya en pleno siglo XX. La costumbre indica que los niños pueden escribirle cartas al Olentzero pidiéndole regalos, se las dan a sus padres, y algunos de estos regalos aparecen en casa en la mañana de Navidad.

Es tradicional también en muchos sitios celebrar un desfile de Olentzero la víspera de Navidad. En dichos desfiles el Olentzero puede aparecer representado por un muñeco o por una persona vestida del carbonero.

Por increible que parezca, la llegada del Olentzero no está tampoco libre de situaciones de ataque al pueblo y la cultura vasca. Prueba de ello es que se han dado casos de personas que han actuado de distintas maneras contra muñecos del Olentzero. Un ejemplo de ello es lo sucedido en Areso (Nafarroa) donde tradicionalmente se dejaba a Olentzero durante la noche de navidad en la plaza mayor del pueblo, pero durante los años 2003, 2004 y 2005 el muñeco desapareció siendo encontrado días más tarde destrozado. En 2005 los vecinos descubrieron que eran agentes de la Guardia Civil los que realizaban tal vandalismo. También lo es el hecho de que en algunos lugares la presencia del Olentzero debe ser solicitada como "derecho de manifestación", al igual que se exige a las manifestaciones de tipo político.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada