Elegimos el nombre ASKATASUNAREN BIDEA por ser el de la libertad un valor fundamental para el pueblo vasco, que compartimos plenamente. Valor fundado en el respeto, la solidaridad, el diálogo y el compromiso surgido del amor hacia el pueblo del que nos reconocemos parte.

San Miguel, provincia de Buenos Aires, República Argentina.

Para comunicarte con Askatasunaren Bidea podés escribirnos a askatasunarenbidea@gmail.com

PARA ACCEDER A LAS NOTAS ANTERIORES , bastará con clickear en "entradas antiguas", seleccionar un mes, y a partir de allí la nota que se desea leer.

jueves, 26 de abril de 2012

GERNIKA EN EUSKAL MEMORIA


Noticias




2012-02-14


Gernika 1937-2012: paz, libertad... autodeterminación


Hoy se cumplen 75 años del bombardeo de Gernika por parte de la aviación nazi-fascista. La Comisión Gernika 1937-2012 ha realizado un llamamiento para conmemorarlo convirtiendo Gernika en la capital del derecho a decidir. El amplio programa de actividades y movilizaciones finalizará reclamando masivamente verdad y reconocimiento de lo sucedido en Gernika.


El 26 de abril de 1937 la aviación naci-fascista redujo a cenizas Gernika y masacró a su población. Fue la demostración más cruda del concepto de Guerra Total llevada a cabo hasta entonces, que dio a conocer Gernika al mundo entero.

Tal y como quedó en evidencia en el Caso Gernika, uno de los pilares de la Guerra Total fue la propaganda, es decir, manipular lo que sucedió en realidad –la historia-, imponer la falsa historia oficial y condenar a las personas masacradas al olvido, negándoles incluso el derecho a ser recordadas.

Pues bien, a los vascos y a las vascas nos han hecho vivir durante 75 años negándonos nuestra historia y castigando nuestra memoria; nos han querido hacer vivir 75 Gernikas, una detrás de otra. A día de hoy, todavía tienen presas en el Archivo Militar del Reino de España las verdades sobre lo sucedido en Gernika, cautivas, para que no se escriba ni se hable de ellas. ¿Por qué están las verdades presas? ¿Porque aquella guerra y la posterior dictadura no les es del todo ajena? Y, con esas verdades cautivas, ¿cómo podemos los vascos y vascas de a pie recordar el pasado? ¿Acaso es historia la construída con mentiras? ¿Es memoria la alimentada de mentiras?

Han destruido aquella Gernika de hace 75 años una y otra vez. Antes de Gernika hubo infinidad de Gernikas: Marruecos y Eritrea, Otxandio, Elorrio, Durango, Bilbao. Sin embargo, hasta que sucedió lo de Gernika nadie sabía que todas las anteriores ya habían sido Gernika, ya que, hasta aquella tarde de abril de 1937, ni siquiera se había inventado un nombre para algo así. Hizo falta que Pablo Picasso pintara el Guernica y plasmara en él a las personas que fueron y serían azotadas por aquel crimen.

¿Qué es Gernika sino ceniza, masacre, negación, ocultación, menospresio y represión?
Posteriormente habría multitud de Gernikas más. Gernika fueron también Londres, Coventry, Drede, Hannover, Hiroshima, Nagasaki, Vietnam, Santiago, Sarajevo, Bagdad, Xabra y Xatila, Nablus, Halabja, Kabul y, quién sabe, Teherán. Gernika todas ellas. Los precursores de la guerra siempre han sabido que habría muchas Gernikas; y ahora también lo saben, saben que hoy, mañana y pasado mañana seguirá habiendo Gernikas. Es por ello que es tan necesario reivindicar Gernika en su sentido amplio, y gritar a los cuatro vientos: ¡No más Gernikas!

Y denunciemos con la misma rotundidad la lógica de las guerras y las leyes de quienes las originan, ya que, de hecho, las guerras tienen sus cauces y sus leyes, tienen quienes las diseñan, quienes la provocan, buitres, parásitos. Y, junto a la denuncia, lo más urgente, hoy y aquí, es empezar a trabajar para erradicar esos cauces y esas leyes.
¡Arranquemos las leyes y los cauces de la guerra de raíz!, no queremos más Gernikas, ni aquí ni en ningún sitio. Tomémosles la delantera, aniquilemos a los gigantes, hagámosles ver que nuestra memoria y nuestro nombre están con nosotros.

Para que en Euskal Herria no haya otra Gernika, tenemos que recordar los últimos 75 años y reivindicar que es imprescindible conocer toda la historia, y conocerla al completo, para recordar como pueblo lo sucedido entonces y preservar el derecho de cada persona a convivir con su memoria individual. No pueden hacernos creer que lo que hemos vivido no es historia.

Para no volver a vivir otra Gernika, y teniendo presentes los últimos 75 años, hagamos que las ideas de entonces, las que fueron negadas y condenadas en la Guerra Total y la masacre de la Guerra Civil, nos unan a todas las personas de esta tierra que nos sentimos descendientes de aquellas. Abertzales y españoles caídos bajo las bombas, republicanos vascos y españoles masacrados, socialistas, comunistas, cristianos, anarquistas y demás condenados a muerte… En memoria de todos ellos, hoy y aquí, debemos reivindicar que sus ideas eran lícitas: el derecho a existir nos es propio e innegable. Somos euskaldunes. Exigimos el reconocimiento de nuestros pueblos vecinos y de los lejanos. Con la libertad como compañera, avanzamos en la dirección marcada por la señal de Paz, hasta llegar a un futuro, allí encontraremos la libertad para escoger que los vascos y las vascas queremos ser eso, vascos y vascas. Y es que un derecho no implica negar la elección que cada persona haga, sino que todas esas elecciones tengan la garantía de competir en igualdad de condiciones y libremente. El reivindicar que somos vascos no acarrea ninguna dificultad a la convivencia, sino más bien al contrario: el tener que reivindicar en Euskal Herria que somos euskaldunes, es una prueba irrefutable de la falta de libertad y respeto que vivimos.

Queremos abrir el camino a la paz y, al volver la vista atrás, ver los hitos que nos muestran que vamos avanzando. Esos hitos serán la expresión de la fidelidad para con la historia, la señal de que podemos vivir en paz con los recuerdos atesorados en nuestra memoria.

La paz es nuestro compromiso, y la autodeterminación el camino que proponemos. En memoria de las gentes e ideas que quisieron destruir con las bombas. Para reivindicar la memoria. Porque nuestros descendientes lo merecen. Para que estos 75 años no se conviertan en 100. Aprendiendo de la multitud de Gernikas que existieron y todavía existen en el mundo, y para enseñarles el camino.

Gernika-Lumo, 11 de febrero de 2012.
1937-2012 Gernika Batzordea
Fuente: http://euskalmemoria.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada