Elegimos el nombre ASKATASUNAREN BIDEA por ser el de la libertad un valor fundamental para el pueblo vasco, que compartimos plenamente. Valor fundado en el respeto, la solidaridad, el diálogo y el compromiso surgido del amor hacia el pueblo del que nos reconocemos parte.

San Miguel, provincia de Buenos Aires, República Argentina.

Para comunicarte con Askatasunaren Bidea podés escribirnos a askatasunarenbidea@gmail.com

PARA ACCEDER A LAS NOTAS ANTERIORES , bastará con clickear en "entradas antiguas", seleccionar un mes, y a partir de allí la nota que se desea leer.

jueves, 26 de julio de 2012

1512-2012 Nafarroa Bizirik


5 de Julio de 2012 (V. centenario de la entrada de las tropas del Duque de Alba en Iruñea)

2012ko uztailaren 25ean Iruñeko Aduana Txokoan egindako ekitaldia

2012ko uztailaren 25ean Iruñeko Aduana Txokoan egindako ekitaldia

Iruñean ospatutako ekitaldiaren testua / Texto del acto celebrado en Iruñea


1512ko uztailean Aragoiko Fernandok Albako dukea ekarri zuen Iruñearuntz, artilleriaz josita zegoen 12.000 laguneko armada baten laguntzaz. Inbaditzaileak oso erraz iritsi ziren Iruñea aldera: Gasteiz, Goizueta, Agurain, Huarte-Arakil… eta gaur bezalako egun batean, uztailaren 24an, hemen, Taconera parkean, garai hartako hiriburuko sarreraren ondoan, ezarri zuten kanpamendu militarra. Iruindarrak ez ziren 6.000-8.000 baino gehiago izango, hau da, soldadu inbaditzaileak baino gutxiago. Gatazka hura potentzia militar espantsionista baten eta bere burua defendatzea xede bakartzat zuen erresuma txiki baten artekoa izan zen. Hala ere, egon ziren erresistentzia saiakerak, erronkariarrek Oskian eginikoa kasu.

Pamplona intentó ganar tiempo e incluso pretendió pactar condiciones para preservar las libertades de las que habían gozado hasta ese momento. La respuesta que recibieron del jefe de las tropas españolas, el Duque de Alba, es una de las expresiones más clarificadoras de la verdadera naturaleza de la conquista de Navarra:
“No son los vencidos quienes imponen leyes a los vencedores, sino que las reciben de éstos. Marchad pues y comunicad a vuestros convecinos que, o se entreguen sin condición alguna, poniendo en mis manos todos los bienes eclesiásticos y públicos –en cuyo caso disfrutarán de absoluta libertad y de sus haciendas-, o si no les placen estas condiciones, sepan que han de pasar por todo lo que acontece en el asedio de las ciudades: matanzas, sin respetar edad ni sexo; incendio de las haciendas, tanto eclesiásticas como privadas, y saqueo de toda clase bienes.”

Pamplona hubo de capitular y, el 25 de julio, fiesta católica de Santiago, las tropas españolas entraron en la ciudad con alarde de su potencia militar y altanería colonialista. Y con la espada, la cruz, en una invasión que, desde un primer momento, adquirió naturaleza de Cruzada.

Valles, pueblos, villas y ciudades fueron cayendo, si bien Lizarra y sobre todo Tutera resistió hasta el mes de septiembre. Las tropas españolas cruzaron los Pirineos, saquearon Garazi, y desataron una campaña de incendios, saqueos y matanzas. Algunas localidades fueron arrasadas. Los españoles sembraron el terror en Navarra y uno de sus jefes, el coronel Villalba, el sanguinario responsable de la matanza de la ciudad andalusí Niebla, llegó a afirmar que este comportamiento criminal era preciso para “imponer a los pueblos un saludable temor”.

Oroimen historikoa berreskuratu behar dugula diogunean, herri zapaldu honek historikoki pairatu behar izan duen inbisibilizazio prozesua gainditu beharra dagoela esan nahi dugu. Lehenik eta behin, benetan gertatutakoa argitu, konkista bat izan zela argi utzi, bortizki herri honek subiranotasuna galdu zuela baieztatu. Eta horrekin batera, garaituen memoria berreskuratzea, hau da, anonimatutik atera izen abizen horiek guztiak, inbaditzailearen aurrean ez makurtzeagatik pairatutako esperientzia traumatikoak: Murilloko Pedro de Rada hil arte torturatua, Garaziko Gazteluko buru Joanicot kapitaina, Pedro Marixala, 1522an Simancaseko Gartzelan hildakoa, Belaz Madrano eta Luis bere semea, Iruñeko espetxean pozoinduak, Martin Bertiz… zein sorginkeria-prozesuak jasan behar izan zituzten emakume guztiak, haien ohiko bizimoduari eusteagatik: Juana Botin, Joana Bereterra, Graciana Iribarren, Joana Garro…

A todas ellas y, con ellas, a Nafarroa, queremos ofrecer este sencillo acto de desagravio. Unos minutos de silencio que nos ayudarán a entender mejor aquellos trágicos acontecimientos que hoy conmemoramos.

En efecto, 500 años han sido ya demasiados. Nafarroa, dando la espalda a conquistadores y sus colaboradores políticos, ha hecho de este V. Centenario, el año de la dignidad. Las conquistas no se celebran, son para denunciarlas, divulgando lo que realmente sucedió, y gritando bien alto que perder nuestra estatalidad supuso una auténtica tragedia. Porque hoy, ya en el siglo XXI, seguimos echando en falta la soberanía que nos fue arrebatada hace ya 500 años.

Memoria gune honetan emango diogu amaiera gaurko ekitaldiari. Hemen, duela 500 urte, konkistatzaileek suntsitu egin zuten Nafarroako Gaztelua eta haiena eraiki. Eta horrekin batera harresi berriak eta Gotorlekua izeneko Polizia etxe handia, bertakoei aurre egin ahal izateko. Nafarroa librearen aztarnak deuseztatzen ahalegindu dira, garai hartakoa zein 500 urte hauetako nafar menderakaitzenak.

Y, desde aquí, una llamada a quienes diciéndose ser gentes de aquí y defender los intereses de aquí, no hacen sino mirar y seguir los intereses marcados a cientos de kilómetros de estas tierras. Allá han ido a pedir ayuda contra las gentes de aquí. Llamada desesperada la del siervo que ha de recorrer medio millar de kilómetros para pedir consuelo y comprensión al amo. Es la soledad y el miedo del vasallo a su propia gente. 500 kilómetros frente a una Navarra con 500 años de memoria. Podemos entender la misma soledad e impotencia que los miembros de aquella facción beaumontesa colaboradora con la invasión tuvo que experimentar en las primeras Cortes de Navarra celebradas tras la conquista, en marzo de 1513. Convocados por el virrey español, en nombre de Fernando II de Aragón y bajo dos grandes escudos con las armas de éste, reconocieron la nueva autoridad española. No obstante, aquellos navarros seguían teniendo conciencia de tales, y se atrevieron a solicitar la reunificación de todos los territorios navarros conquistados durante los últimos trescientos años por Castilla.

Señoras y señores Salanueva, Catalán, Barcina… Nosotras y nosotros queremos una Nabarra viva, no vuestra Navarra subyugada, oscura y triste. La nuestra no tiene más cadenas que las impuestas a sangre y fuego por los Fernandos de Aragón, Duques de Alba, Condes de Lerín y Coroneles Villalva, los de ayer y los de hoy. He aquí una llamada a la dignidad, y a dar la espalda a tantos años de conquista y sufrimiento. Porque hoy, ya en el siglo XXI, seguimos echando en falta la soberanía que nos fue arrebatada hace ya 500 años. Porque la queremos libre… Gora Nafarroa Bizirik! Gora Nafarroa libre!

Patxi Abasolo López
1512-2012 Nafarroa Bizirik

Fuente: http://www.1512-2012.com/?p=3803

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada