Elegimos el nombre ASKATASUNAREN BIDEA por ser el de la libertad un valor fundamental para el pueblo vasco, que compartimos plenamente. Valor fundado en el respeto, la solidaridad, el diálogo y el compromiso surgido del amor hacia el pueblo del que nos reconocemos parte.

San Miguel, provincia de Buenos Aires, República Argentina.

Para comunicarte con Askatasunaren Bidea podés escribirnos a askatasunarenbidea@gmail.com

PARA ACCEDER A LAS NOTAS ANTERIORES , bastará con clickear en "entradas antiguas", seleccionar un mes, y a partir de allí la nota que se desea leer.

domingo, 11 de noviembre de 2012

HISTORIA ~ ARTÍCULO DE OPINIÓN

ES UN MITO ERRÓNEO QUE NAVARRA FUERA UN REINO MEDIEVAL ANTES DE LA CONQUISTA

Por Álvaro Adot

DEIA 10 de noviembre de 2012


"Navarra, antes que Suiza y Venecia, fue pionera en la política de neutralidad internacional". Así de firme se muestra el historiador Álvaro Adot a la hora de hablar de su libro 'Embajadores navarros en Europa', la entrega de mañana de la colección de DEIA y Pamiela.

Álvaro Adot, con la Plaza del Castillo
como inigualable telón de fondo


IRUÑEA. Uno de los modos para asentar la idea de que la conquista de Navarra fue un hecho beneficioso consiste en despreciar su entidad como país europeo, integrado en el proceso de modernidad que se fue operando en Europa desde el último tercio del siglo XVI. Precisamente, la actividad diplomática es una de sus características, resaltada en este libro y que apenas ha sido tratada.
Para justificar la conquista de Navarra, los cronistas (miembros de la administración política) al servicio de Fernando el Católico y la Casa de Austria, expusieron diversos argumentos meramente políticos. Aquellos y la tradición historiográfica que ha seguido sus postulados, crearon y mantuvieron en vida a mitos, algo que es muy peligroso ya que desvirtúa el conocimiento histórico. Dos de estos repetidos mitos han sido los relativos a que los reyes de Navarra mostraron un total desinterés por el reino, y que Navarra antes de la conquista era un reino medieval que vivía ajeno a los cambios modernos que se sucedían en Europa y estaba en una severa crisis en todos sus ámbitos. Debemos denunciar la falsedad de esos mitos, que no olvidemos nacieron siguiendo objetivos políticos, ajenos a los propios del estudio y conocimiento de la historia. El reino compartió las novedades de la nueva época moderna que afectó a la Europa occidental principalmente. Uno de los diversos aspectos que lo demuestra es el de la diplomacia, ya que de su estudio sabemos que Navarra fue uno de los Estados europeos pioneros en desarrollar una diplomacia moderna.
¿En qué se basa para afirmar que Navarra fue uno de los Estados pioneros en desarrollar la diplomacia moderna antes de la conquista?
La diplomacia moderna nació en la segunda mitad del siglo XV con el surgimiento de la figura del embajador residente que representaba a una monarquía o república en otro Estado. No olvidemos que en la actualidad, una de las características fundamentales de los embajadores y embajadas es su carácter residente o permanente en el país al que han sido asignados. Pues bien, este libro aporta un dato importante: el relativo a que Navarra también contó con la figura del embajador residente o permanente en otros territorios europeos. Clara muestra de ello fue Salvador de Berrio, embajador residente en la corte del emperador Maximiliano (abuelo de Carlos V) a partir de 1507. A este navarro la documentación cifrada de la diplomacia navarra le asignaba el nombre de "desterrado", no porque hubiera sido expulsado como castigo, sino porque tuvo que residir continuadamente en el extranjero, en su condición de embajador.
Dice en el libro que Navarra fue pionera en la política de neutralidad internacional, ¿por qué?
Destacados historiadores de la diplomacia han comentado que el aspecto de la neutralidad en la política internacional fue una característica de modernidad, desplegada por pequeños Estados, para poder sobrevivir como territorios independientes. Tradicionalmente se ha expuesto a Suiza y Venecia como los primeros en realizarla, a inicios del siglo XVI, pero esa política ya la había iniciado Navarra bajo el reinado de Juan III y Catalina I (1483-1517). La neutralidad fue uno de los pilares maestros de su política internacional, junto a su continuada actitud de solicitar la paz internacional que enfrentaba continuamente a los reyes de las dos grandes potencias vecinas a Navarra. Mucha documentación demuestra la existencia continuada de ambos pilares, y en el libro expongo varios textos muy interesantes e ilustrativos al respecto.
En este libro que habla de la diplomacia internacional desarrollada desde Navarra, ¿el reino y los reyes Juan y Catalina estaban en acuerdo o en desacuerdo respecto a la política que se debía realizar ante el resto de Estados europeos?
La documentación demuestra que los representantes del reino, es decir, las Cortes Generales de Navarra, apoyaron a sus reyes en el plano de la política internacional. Especialmente debemos destacar que en los momentos de mayores dificultades de la monarquía navarra en el plano internacional, los navarros mostraron un firme apoyo, y desearon tener un protagonismo especial en la política internacional, alegando que el reino era el territorio principal y de mayor preponderancia política de Juan y Catalina. Muestra de ello encontramos, por ejemplo, en 1507 cuando las Cortes navarras dieron instrucciones a los embajadores ante el rey de Francia, a quien pidieron que cejara en su política de acoso sobre los territorios de la reina Catalina ubicados al norte de los Pirineos, exponiendo que de no hacerlo, sería tal la "afrenta" para los navarros "que de necesidad se expondrían abandonadamente a la muerte por conservar la vida y Estado de nuestros reyes".
Una de las características que describe de la diplomacia navarra era el predominio de embajadores laicos, con una buena formación. ¿Qué importancia tiene, precisamente, el hecho de que fueran laicos?
Una de las características de la diplomacia moderna fue el predominio del carácter laico de los embajadores, y en consecuencia una cada vez menor presencia menor del clero en las embajadas. La "moderna" diplomacia navarra de la época previa a la conquista contó con esta nota característica, ya que los embajadores navarros fueron mayoritariamente laicos. Además, podemos afirmar que el embajador medieval, en términos generales, carecía de una formación y una destreza especial. Sin embargo, muchos de los embajadores navarros de fines del siglo XV tuvieron una buena formación (principalmente en derecho) y ejercieron cargos de relevancia en los organismos de la alta administración, es decir, la Cort Mayor y del Consejo Real de Navarra.
¿Qué supuso la conquista de 1512 en el plano de la diplomacia y la política internacional de Navarra?
La conquista produjo importantes cambios en Navarra. En lo relativo al libro que mañana sale a la venta, conllevó la abolición de la identidad internacional de parte de Navarra (la Alta Navarra), como ya han comentado Gregorio Monreal y Roldán Jimeno en el primer número de esta colección. Pero no solo eso, ya que también afectó directamente a los propios navarros en otros aspectos. Por ejemplo, bajo el reinado de Fernando el Católico (muerto en enero 1516) los navarros dejaron de ser embajadores, al no contar el aragonés con ellos para labores de diplomacia internacional. Por el contrario durante la conquista, los reyes Juan y Catalina, desde Bearne, siguieron contando con navarros para ejercer como embajadores en Europa, destacando la labor diplomática realizada por el mariscal Pedro de Navarra.

las claves

Según explica Adot, "hay que decir que los alias, motes o palabras en clave que utilizó la diplomacia secreta navarra no fueron escritos al azar. Resulta curioso que muchas personas y Estados europeos son citados con nombres de animales. Y todos tienen su explicación. Por ejemplo, los reyes Juan y Catalina son denominados por variedades de halcones: Gerifalte y Sacre, respectivamente. Los halcones, al poder volar y ascender, constituían un símbolo ascensional en todos los planos, tanto el físico como el intelectual y moral. Las especies citadas, que aluden a aquellos reyes son de las más poderosas y fuertes de su especie. Otro ejemplo es el alias con que se alude al Conde de Lerín, citado despectivamente como el Raposo, es decir, el zorro, animal caracterizado por su astucia y su habilidad para engañar. Otro ejemplo es el reino de Castilla, que es aludido con el alias de Oso, animal que representaba una serie de conceptos negativos, tales como el orgullo exacerbado, la violencia, la trivialidad y la crueldad. También encontramos alias como Gavilán, León, Paloma, Grifo, Cisne, Jabalí, etc. Asimismo cita el empleo de alusiones que nos resultan un tanto irónicas, como el denominar a la figura del embajador como engañador, mezcladas con otras muy serias, como es la palabra justicia en referencia a la paz, y el término maldiciónpara referirse a la guerra".

Fuente: http://www.deia.com/2012/11/10/ocio-y-cultura/cultura/es-un-mito-erroneo-que-navarra-fuera-un-reino-medieval-antes-de-la-conquista

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada