Elegimos el nombre ASKATASUNAREN BIDEA por ser el de la libertad un valor fundamental para el pueblo vasco, que compartimos plenamente. Valor fundado en el respeto, la solidaridad, el diálogo y el compromiso surgido del amor hacia el pueblo del que nos reconocemos parte.

San Miguel, provincia de Buenos Aires, República Argentina.

Para comunicarte con Askatasunaren Bidea podés escribirnos a askatasunarenbidea@gmail.com

PARA ACCEDER A LAS NOTAS ANTERIORES , bastará con clickear en "entradas antiguas", seleccionar un mes, y a partir de allí la nota que se desea leer.

domingo, 17 de febrero de 2013

LITERATURA


SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ

~ 1651 - 1695 ~

Pocas veces, la personalidad de alguien ofrece tantas aristas como es el caso de quien nos ocupa hoy. Podríamos hablar de ella como una destacada literarta, pero también como una mujer cuyo carácter, temperamento y forma de conducirse en la vida aún hoy son motivo de admiración. Todo ello y seguramente mucho más es Sor Juana Inés de la Cruz.

Tratándose de un blog ligado de manera especial a la temática vasca, su elección también responde, como verán, a su vinculación familiar con el pueblo vasco. 


Si bien ha pasado a la historia como Sor Juana Inés de la Cruz,  su nombre por nacimiento era Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana. 

Nació en en el actual territorio de México _por entonces Virreinato de Nueva España_ en San Miguel de Nepantla, Amecameca, en el año 1651 y murió en 1695.


Era descendiente de vascos por su padre, mientras que su madre era mexicana.



Los estudiosos de su obra recuerdan que la literatura de la zona de América donde nació, era casi una copia de la literatura española de la época. Desde el punto de vista del estilo, primaban el culteranisrno y un estilo que se agudizaba en gongorismo. A tal punto, que hubo quien llegó a decir  que "en tal época hablar claro era un pecado".


Volviendo a Sor Juana, su producción fue en su mayor parte poética y a pesar de la afectación, algo común en la época, su fuerza y sinceridad al expresarse la distinguen de otros poetas del período. Esto le valió el reconocimiento de ser una de las mayores glorias de  la literatura de la época virreinal. 

Quienes la conocieron daban fe de que su genio se puso en evidencia de manera temprana; de hecho a los tres años de edad, mostraba inquietud por saber leer y escribir. A los ocho años compuso una loa al Santísimo Sacramento, y a los diecisiete, según refiere Karl Vossler dominaba el difícil estilo culterano y estaba igualmente bien versada en todos los géneros y métricas de la literatura española". Se sabe también, que llegó a dominar el latín y tenía una cultura enciclopédica de relevancia. 

Entró a los dieciséis años en el Convento de Santa Teresa la Antigua, pasando luego al de San Gerónimo. La mayor parte de su obra fue creada en ese ámbito conventual; sin embargo, buena parte de la misma fue creada tomando como inspiración motivos profanos. 

Su carácter y capacidad le valieron ser propuesta en dos oportunidades para el cargo de abadesa, lo que rechazó, y un incidente que pone a las claras las condiciones su carácter y actitud de vida.


El incidente al que hacemos referencia en el párrafo anterior, se vincula con la crítica que formula al P. Vieyra, un jesuita de origen portugés. Realizó una crítica a un sermón del mismo argumentando sobre lo relativo a los límites entre lo humano y lo divino, entre el amor de Dios y el de los hombres. La repercusión del mismo se ve claramente  en la reacción del Obispo de Puebla, D. Manuel Fernández de Santa Cruz (Sor Filotea), quien le escribe pidiéndole que se aleje de las letras profanas y se aboque de lleno a la religión. 


La respuesta de Sor Juana  no se hizo esperar y tomó forma de larga misiva autobiográfica a la que se llamó "Respuesta a Sor Filotea de la Cruz", en la cual abogó por las derechos culturales de la mujer y reafirmó su derecho a criticar y a impugnar el tal sermón. A pesar de ésto obedeció y a decidió entregar para su venta los cuatro mil volúmenes de su biblioteca (a la que llamaba "quita pesares"), sus útiles científicos y sus instrumentos musicales. Lo reunido de la venta tendría como destino fines piadosos. Esta actitud fue una respuesta más contundente aún al llamado de atención. 


Poco tiempo después, el 17 de abril de 1695,  mientras atendía a sus hermanas enfermas de fiebre, se contagió y murió.

Muchas de las obras de Sor Juana Inés de la Cruz se han perdido. Otras ha circulado, tan es el caso de Los Empeños de una Casa, Sonetos, Poesías Escogidas, Autos Sacramentales, entre otras. 

Así como a parte de su obra se le ve reflejos gongorinos, en cuanto al teatro, los estudiosos de su obra notan influencias de Calderón de la Barca,y  de Moreto.

En un intento de poner a Sor Juana Inés de la Cruz en el contexto del periódo histórico en el que le toca trascurrir su vida, dijo de ella Marcelino Menéndez y Pelayo "No se juzgue a Sor Juana por sus símbolos y jeroglíficos, por su Neptuno Alegórico ... por los innumerables rasgos de poesía trivial y casera de que están llenos los romances décimas con que amenizaba los saraos de los virreyes Marqués de Mancera y Conde de Paredes.

Todo esto no es más que un curioso documento para la historia de las costumbres coloniales y un claro testimonio de cómo la tiranía del medio ambiente puede llegar a pervertir las naturalezas más privilegiadas"... "lo que más interesa en sus obras es el rarísimo fenómeno psicológico que ofrece la persona de su autora"... "hay acentos de sus versos que no pueden venir de la imitación literaria"... "los versos de amor profano de Sor Juana son de los más suaves y delicados que han salido de pluma de mujer".

Resultaría demasiado extenso copiar en este espacio, sus poemas, por ello hemos preferido copiar aquí mismo dos  páginas donde leer algunos de ellos :

http://www.amediavoz.com/sorjuana.htm


 http://www.los-poetas.com/l/sor1.htm


Fuentes: 

  • Armas y Letras. Año I Núm. 4. Abril de 1944
  • http://www.elem.mx/index.php?accion=autores&id=1161
  • http://www.biografiasyvidas.com/biografia/j/juana_ines.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada