Elegimos el nombre ASKATASUNAREN BIDEA por ser el de la libertad un valor fundamental para el pueblo vasco, que compartimos plenamente. Valor fundado en el respeto, la solidaridad, el diálogo y el compromiso surgido del amor hacia el pueblo del que nos reconocemos parte.

San Miguel, provincia de Buenos Aires, República Argentina.

Para comunicarte con Askatasunaren Bidea podés escribirnos a askatasunarenbidea@gmail.com

PARA ACCEDER A LAS NOTAS ANTERIORES , bastará con clickear en "entradas antiguas", seleccionar un mes, y a partir de allí la nota que se desea leer.

domingo, 9 de septiembre de 2012

9 DE SEPTIEMBRE - NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU
























EL ORIGEN DE LA DEVOCIÓN A NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU

La historia del santuario de Arantzazu nace a partir de la aparición de la virgen, a la que conocemos como Nuestra Señora de Arantzazu. Testigo de la misma fue el pastor Rodrigo de Balzategui quien, mientras recorría en soledad la zona del Aloña, en las cercanías de la Villa de Oñati, escuchó el sonido de un cencerro que le resultó desconocido.Cuenta la tradición que cuando se acercó a la misma, vio a la virgen sobre un espino blanco y fue ella quien le indicó la necesidad de construir allí mismo una ermita. Al acercarse Rodrigo, con asombro dijo a la virgen: "Arantza zu !, Arantza zu", que en euskera (lengua vasca) significa : "Tu entre los espinos !".



Según recoge el Padre Adrián Lizarralde en su Historia de la Virgen y el Santuario de Arantzazu, la misma le dijo: " Hijo mío, vete a tu padre carpintero y dile de mi parte que construya en este sitio una ermita que tenga por nombre Arantzazu. Para ello le bastarán tres chillas y siete tejas. Te aseguro que esa ermita será famosa con el tiempo, pues vendrán a morar en ella un sinnúmero de hijos míos queridos para honrarme con cantos de alabanza y la celebración de la Santa Misa”.



Difundida la noticia, fueron muchos los que han llegado a ella en peregrinaje. Entre ellos San Ignacio de Loiola, quien antes de comenzar su prédica estuvo en vela frente a ella. En 1818 Nuestra Señora de Arantzazu fue declarada patrona de Gipuzkoa.



LA PRIMERA ERMITA




La descripción de esta primitiva ermita nos habla de que estaría formada por “dos muros paralelos en la dirección oriente al poniente unidos en su extremo oriental por otro perpendicular. Por el lado opuesto, un balaustrado de gruesos barrotes de madera a través de los que era visible el interior cerraba los muros. De un trapecio de palo sujeto en el punto de convergencia de las dos vertientes del techo colgaba una esquila. Bajo el atrio y junto a la reja ardía una gran variedad de candelas mal acomodadas en torpe aparador. En el testero de la ermita se alzaba una mesa hecha de mampostería y sobre ella un nicho para recibir la imagen de la Virgen”.



LOS COMIENZOS DE LA CONSTRUCCIÓN DE LA ACTUAL BASÍLICA


Esta primera iglesia fue destruida totalmente por el fuego la noche de la festividad de San Juan Evangelista de 1553. y luego de una serie de situaciones, llegamos a la basílica actual. La misma se construyó en la época en que Pablo Lete era el Provincial de los Franciscanos en 1949. A este se debe la refundación de la Comisión de obras del Santuario. Las condiciones puestas destacaban que los criterios que el jurado iban a tener presentes a la hora de emitir su fallo, eran la capacidad y funcionalidad de la Basílica para los peregrinos, que la planta de la iglesia estuviera al mismo nivel que la primera planta del convento y que la iglesia se adecuara las necesidades ordinarias de la comunidad franciscana.




Se presentaron así catorce proyectos, siendo el deFrancisco Javier Sáenz de Oiza y Luis Laorga el que obtuvo la puntuación más alta: “El jurado, por unanimidad, estima que el anteproyecto que reúne mayor número de estas condiciones es el de los Arquitectos J. Sáenz de Oiza y Luis Laorga, que tiene a la vez un profundo sentimiento religioso, moderno, es decir una arquitectura actual que si no entronca en aquellas arquitecturas tradicionales tan extendidas por el País Vasco, se halla dentro de una gran corriente de arquitectura religiosa moderna”.



El 9 de septiembre de 1950, fecha dela festividad de Nuestra Señora de Arantzazu, se colocó la piedra fundamental de la nueva basílica. Era agosto de 1950. Se colocó la primera piedra el 9 de septiembre de ese mismo año, aprovechando la festividad de Nuestra Señora de Arantzazu.



En una nota próxima, que subiremos esta semana, abordaremos lo referido a la arquitectura, escultura y pintura de la Basílica y la Cripta. A modo de adelanto diremos que habiendo participado artistas de la talla de Jorge Oteiza, Eduardo Txillida, Néstor Basterretxea, entre otros, es mucho lo que se podrá comentar.




NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU EN LA ARGENTINA



Existen imágenes de la virgen en ciudades argentinas, tal es el caso de Villa Mercedes (San Luis), en la Parroquia del Sagrado Corazón y en la Capilla San Pedro Claver, en San Miguel (provincia de Buenos Aires).



Sin embargo la relación con Nuestra Señora de Arantzazu es aún más antigua, de hecho hay dos capillas puestas bajo la advocación de la virgen de Nuestra Señora de Arantzazu. A ellas queremos hacer especial referencia.





La primera fue entronizada en 1802 en el antiguo caserío del Alto de Punta Gorda (actual San Fernando, provincia de Buenos Aires), el que estaba poblado en su gran mayoría por vascos. Fue en ese año que fue entronizada en el altar de la capilla construída por el presbítero Manuel Saturnino de San Ginés, quien era hijo de vascos. Desde entonces la virgen se encuentra allí y es motivo de devoción por los habitantes del lugar. Años después, en 1810, en la localidad entrerriana de Victoria, Salvador Ezpeleta, hizo en honor a la virgen un oratorio que actualmente está transformado en una iglesia.





LOS FRANCISCANOS DE ARANTZAZU


Los frailes franciscanos están tan identificados con el lugar, que resultaría impensable separarlos de la historia de Arantzazu.



En la zona se les conoce como «los frailes de Arantzazu». Están allíjunto a la Andra Mari, desde el año 1501, cuidando la imagen y la fe del pueblo. Son, junto al pueblo y la devoción a Nuestra Señora de Arantzazu, quienes hacen a la historia de esta advocación.




Los frailes franciscanos de Arantzazu, además de su labor puramente religiosa y de atención al peregrino, también han venido manteniendo su ininterrumpida tradición de literatura en euskera, con investigadores, poetas y escritores. A tal punto es así, que su biblioteca es sitio de referencia para la historia y la literatura vasca.



En el mismo predio que ocupa la basílica, se encuentra el “Centro Francisco de Asís”, centro de espiritualidad abierto a quienes buscan el él lugar para la reflexión. También los frailes de Arantzazu llevan adelante otras tareas como dar clases en la universidad, atender a aquellos que llegan a ellos como peregrinos y a las monjas de clausura, las peregrinaciones, el novenario, el canto la oración, entre otras actividades. Así mismo en el área del Santuario se encuentra Baketik, el "centro de elaboración ética de conflictos cimentada en la confluencia de dos conceptos: paz y ética", como ellos mismos lo definen.



Fuentes:









Fotografías:





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada