Elegimos el nombre ASKATASUNAREN BIDEA por ser el de la libertad un valor fundamental para el pueblo vasco, que compartimos plenamente. Valor fundado en el respeto, la solidaridad, el diálogo y el compromiso surgido del amor hacia el pueblo del que nos reconocemos parte.

San Miguel, provincia de Buenos Aires, República Argentina.

Para comunicarte con Askatasunaren Bidea podés escribirnos a askatasunarenbidea@gmail.com

PARA ACCEDER A LAS NOTAS ANTERIORES , bastará con clickear en "entradas antiguas", seleccionar un mes, y a partir de allí la nota que se desea leer.

jueves, 4 de octubre de 2012

PINTURA VASCA - MAURICIO FLORES KAPEROTXIPI

MAURICIO FLORES KAPEROTXIPI, UN PINTOR VASCO EN LA DIÁSPORA


A modo de introducción, pensamos que será bueno decir unas palabras; y es que para quienes somos parte de la diáspora de la Argentina, Flores Kaperotxipi ha tenido siempre un lugar destacado y ha contribuido, en parte, a construir la imagen que tenemos de Euskal Herria.

Sus personajes y paisajes representan aquella imagen que guardamos, dentro nuestro, del pueblo vasco. Es por ello que nos ha parecido una buena idea, dedicar una nota del blog a Flores Kaperotxipi. 

Para quienes somos parte de la diáspora, es un cálido recuerdo y para quienes leen estas líneas desde Euskal Herria, pensamos que encontrarán en esta referencia, una idea clara de la imagen del pueblo vasco que nos hemos forjado a miles de kilómetros de allí, y les explicará en parte el por qué de esa construcción.

Pensemos que lo que hoy en día nos puede llegar  través de los videos, internet y la televisión, en otras épocas se obtenía únicamente a partir de los relatos de nuestros mayores, los libros y las pinturas, como  las de Flores Kaperotxipi.

VIDA Y OBRA DE MAURICIO FLORES KAPEROTXIPI



La propia vida del pueblo vasco y las vicisitudes que ha debido atravesar a lo largo de siglos, se diría que casi empujó a no pocos artistas a emigrar forzadamente. El de Mauricio Flores Kaperotxipi es uno de ellos.

Nació en Zarautz, el 10 de mayo de 1901. Siendo su padre sastre, comenzó a trabajar junto a él por la mañana, mientras que por la tarde tomaba clases de dibujo en la Juventud Antoniana de su ciudad.

A los 17 años se trasladó a Madrid para recibir lecciones de dibujo y pintura en el taller de López Mezquita.

En el año 1922 participó de la exposición de Artistas Noveles Guipuzcoanos, donde le fue otorgado el primer premio, por su pintura "La vuelta de la pesca".


Cinco años después inauguró una muestra en los salones de la Diputación de Gipuzkoa, consistente en setenta retratos de personajes vascos.


Tiempo después Kaperotxipi fue invitado a exponer en la Argentina. Fue en Buenos Aires que inauguró una exposición de veinte cuadros paisajes vascos y escenas de caracter costumbrista.


El reconocimiento a su obra hizo que los museos de Bellas Artes de la Argentina y Uruguay adquirieran algunas de sus obras.

También debido al éxito obtenido, sus obras participaron exposiciones en otras ciudades como Rosario (provincia de Santa Fe, Argentina) y Montevideo (Uruguay). 


Luego regresa a Zarautz, pero en 1932 vuelve a Argentina a exponer sus cuadros .


En 1933, se casó con Benita Manterola.

Continuó exponiendo en México, Chile, Uruguay, Cuba y en Los Angeles.

Hasta el 1936 tenía establecida su residencia en Elgeta, pero después de la caída de Bilbo, debió salir de Euskal Herria como refugiado. Luego de colaborar en el salvamento y evacuación de las obras de arte del patrimonio vasco, partió hacia Buenos Aires. 

Llegó a la Argentina en 1938. Cinco años después se instaló en la ciudad bonaerense de Mar del Plata. En la Argentina se desempeñó también como colaborador del diario La Razón.


En 1947 publicó en la Editorial Vasca Ekin su libro "Pintores vascos y no vascos.

Tres años después inició un viaje que lo llevó a Ipar Euskal Herria, para luego regresar a la Argentina.

En 1954 vuelve a publicar un libro en la Editorial Vasca Ekin bajo el título "Arte Vasco".

En 1957 se presenta el libro "Estampas Vascas", de Constantino Esla, para el que había hecho cuarenta ilustraciones.

En 1963 vuelve a publicar un libro, dedicado en estecaso a la "Vida y Obra del pintor Pablo Uranga", en la colección Azkue de la Editorial Auñamendi de Donostia.


En 1983 vuelve a Zarautz, por primera vez desde la Guerra Civil. Allí vivió y trabajó hasta su muerte en 1997.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada